Entrevista realizada por Antonio J. Trujillo Sánchez

diego consiglieri mamely entrevista¿Por qué es de la Virgen de los Dolores? 

Principalmente por tradición ya que toda mi familia (padres, abuelos…) han pertenecido siempre a la Hermandad y desde pequeño me inculcaron el amor y devoción a la Santísima. Virgen y a su Hermandad y porque de siempre me ha gustado ser “doloroso”. 

¿Cuántos años lleva inscrito en la Hermandad?

Inscrito no lo sé, pero pertenecer a la Hermandad 61 años que es la edad que tengo. 

¿Cuáles son los primeros recuerdos de la Hermandad? 

Mis primeros recuerdos son en la calle Bermejo en la casa de mi tío Miguel Mamely. Cuando llegaba el tiempo de Cuaresma y como de allí salía todo lo necesario para las procesiones del Jueves y Viernes Santo ya que el almacén estaba a tope de flores, velas y demás cosas necesarias para arreglar el trono que se preparaba en el panteón al lado de la Iglesia y bajo un toldo. Pero a la Virgen para vestirla se la llevaban a la casa de mi tío y yo cuando me enteraba me iba allí a su casa con él porque sabía que seguro estaba sentado delante de Ella viendo cómo la preparaban para la procesión, mientras su mujer María no paraba de preparar túnicas y capirotes y ese ambiente de Semana Santa me encantaba vivirlo. A la Virgen la vestían Rafaela Zamudio, Pepe Rosas y Rafael Lería. Y cuando llegaba la hora de arreglar el trono nos íbamos unos cuantos niños al almacén con intención de ayudar pero la mayoría de las veces nos echaban.

¿Recuerda la primera vez que se vistió de Nazareno?

Vagamente recuerdo que el Domingo de Ramos me vestía de la Pollinica y el Jueves naturalmente de “Dolores”. Nos juntábamos unos cuantos niños en la Fuente Arriba que era el lugar de encuentro de Antonio Martos, Lucas González, Tomás el de la ropa como le decíamos porque su padre tenía una tienda de ropa y otros más que no me acuerdo y nos marchábamos pronto para el almacén para poder coger un estandarte o un farol ya que los cirios no nos gustaban. El Viernes Santo para la procesión de la Soledad, a mí lo que más me gustaba era coger un farol pero era porque así podía ir lo más cerca posible del trono de la Virgen ya que a su lado y detrás sólo podían ir los hombres que iban rezando el Rosario dirigido por D. José Oropesa. 

¿Cuándo tuvo sus primeros contactos con la Junta de Gobierno? ¿Qué cargos ha desempeñado?. 

Mis primeros contactos con la Junta de Gobierno fueron simplemente la asistencia a las reuniones que celebraba la Hermandad normalmente antes de Semana Santa y eso cuando me enteraba que no era en todas las ocasiones. Mi presencia era simplemente testimonial ya que las decisiones importantes lógicamente las tomaban los mayores. Normalmente las reuniones se celebraban en el Bar de La Balita o en el del Zalamero. Después de mi etapa como Hermano Mayor fui Teniente Hermano Mayor durante cuatro años. 

 

¿Porqué se decidió a presentarse a Hermano/a Mayor? ¿Quién le empujó o ayudó para tomar esta decisión? 

La decisión de presentarme a Hermano Mayor tiene una larga historia. Primero que no me presenté. Me explico.

Como he comentado en la pregunta anterior asistía en unión de varios amigos a las reuniones que la Junta de Gobierno celebraba. En una de esas reuniones que se hizo en el Bar del Zalamero, la Junta de Gobierno, después de muchas discusiones y debates, decidió que ese año no se iba a salir en procesión por las enormes dificultades económicas por las que atravesaba la Hermandad. Los jóvenes que estábamos allí nos mirábamos con tristeza, resignación y rabia ante la importante y dolorosa decisión que se estaba tomando, ¿ pero, cómo íbamos a permitir que nuestra Virgen de los Dolores no saliera ese año en procesión? Es una temeridad mencionar nombres porque normalmente siempre se olvida a alguien. Pero me voy a arriesgar a nombrarlos pidiendo de antemano disculpas por si se me olvida alguno: Diego Carrión, Pepe Díaz, Antonio Martos, Ignacio Márquez, Francisco Pérez López (Paco La Balita) y Diego Trujillo. Pues bien, no recuerdo quién de nosotros alzó la voz y les dijo a los mayores que si ellos decidían no salir, nosotros haríamos lo imposible para poder hacerlo. Así que nos armamos de valor y en poco más de un mes preparamos con muchísimo trabajo, pero con unas ganas e ilusión enormes la salida de la procesión de la Virgen de los Dolores. Ese año para nuestro grupo la Semana Santa nos supo a gloria, porque a pesar de las dificultades enormes que nos encontramos, supimos salir airosos de la difícil tarea a la que nos habíamos comprometido.

Pasada esta primera experiencia nos planteamos la necesidad de nombrar entre nosotros una Junta de Gobierno y decidieron que el Hermano Mayor fuese yo aprovechando mi ausencia porque estaba en el Servicio Militar. Por eso mi comentario al principio de la pregunta de que yo no me presenté. 

¿Qué es o qué debe hacer un Hermano/a Mayor? ¿Cuál es su función?

El Hermano/a Mayor es el máximo representante de la Cofradía y como tal debe representar a la Hermandad  en todos los actos en los que sea necesaria su presencia. El Hermano/a Mayor debe cuidar y dirigir todo aquello que lleve a conseguir el máximo bien para la Hermandad. Es un cargo, como todos, que exige mucha dedicación y tomar decisiones importantes para llevar a cabo todos los proyectos que se inicien.

¿Qué opina y qué destacaría de la actual Junta de Gobierno? ¿Cuál es el principal objetivo que tiene la Junta de Gobierno?

Destacaría sobre todo su juventud, porque además de los que siempre están (entre los que me incluyo) hay una serie de miembros de la Junta de Gobierno bastante jóvenes y que tienen ante sí una importante tarea que llevar a cabo. Lo único que les pediría es que se impliquen más en esta bonita misión que tienen ante sí, aportando ideas nuevas que permitan el buen caminar de la Hermandad que es el principal objetivo de toda Junta de Gobierno. Yo lo resumiría en una sola palabra: TRABAJO. Y con este trabajo ilusionar a todos los demás. 

¿Cuál es el momento más especial que ha vivido como Hermano/a Mayor? 

En el tiempo que he estado de Hermano Mayor que ha sido mucho tiempo, demasiado diría yo, ha habido muchos momentos especiales buenos y también malos. Pero por resumir los buenos y olvidarme de los malos recordaré el siguiente: el que me conoce habrá observado que cada Jueves Santo cuando el trono de la Santísima Virgen se va acercando a la puerta para salir en la procesión, notará que me quedo detrás del trono y ese es mi momento más especial, porque cuando veo que ese trono está donde está pienso que es el fruto del trabajo de todo un año y que una vez más- y serán pronto ciento cincuenta- la Virgen de los Dolores visitará las calles de Álora para recibir el aplauso y la admiración de sus habitantes. 

¿Y como cofrade? 

Podría decir lo mismo que en la pregunta anterior, pero lógicamente sin la presión y responsabilidad de ser Hermano Mayor y con la satisfacción de que sigue habiendo personas responsables que en las Juntas de Gobierno trabajan para seguir con las salidas procesionales de la Virgen de los Dolores. 

¿Quién es su “espejo” en la Cofradía? ¿De quién ha aprendido más? 

Sin lugar a dudas mi espejo y guía han sido dos personas. Una mi padre que desde pequeño me inculcó, aunque siempre desde la sombra, el amor a la Virgen y a la Hermandad y la otra mi tío Miguel Mamely. Ha sido con diferencia, que yo conozca, la persona más apasionada y trabajadora para su Hermandad. Muchos recordarán que su casa en tiempos de Cuaresma era un hervidero de personas trabajando en los preparativos de la Semana Santa y cuando nos hicimos cargo de los destinos de la Cofradía, a pesar de que al principio no se fiaba mucho de nuestro trabajo porque nos veía muy jóvenes, cuando notó que nuestro entusiasmo e ilusión llevaba buen camino, no dudó un instante en alentarnos y guiarnos en lo que podía. 

Destaque una cualidad del resto de Hermanos Mayores que ha tenido la Cofradía. 

De los anteriores poco puedo decir porque no he podido presenciar su labor. De los siguientes destacaría en todos su trabajo y constancia y gracias a Dios con éxito para que nuestra Hermandad siga con paso firme para conseguir los máximos retos que nos propongamos. 

¿Con qué momento se queda de la Semana Santa? 

Momentos en Semana Santa hay muchos. Particularmente, además del ya mencionado de la salida, es un momento de gran emoción para mí  que cuando se ha terminado el Jueves Santo al mediodía el ajetreo del arreglo del trono, siempre tengo unos segundos para ponerme delante del trono y darle gracias a la Virgen por permitirme tenerla delante de mí un año más y recordar que se ha culminado el trabajo de todo un año para llegar a ese instante. Después en la calle, hay muchas ocasiones para alegrarse, emocionarse, ponerse nervioso  según vaya transcurriendo la procesión. Y naturalmente “La Despedía”, aunque a mí particularmente lo que más me gusta es “La Soledad”, será porque desde pequeño siempre me impresionaba el silencio y el orden que se llevaba en esa procesión. 

¿Cómo ve el futuro de las Cofradías en Álora?  

Aunque se está viviendo un descenso en las creencias y en la práctica religiosa, creo que el futuro de las Hermandades y Cofradías en Álora será bastante bueno, aunque no hay que relajarse y los que antes hemos ocupado puestos de responsabilidad en las mismas en unión de los que están ahora, deben procurar a los que vienen detrás inculcarles el entusiasmo e ilusión que se ha tenido o se tiene en la actualidad, para que estas celebraciones en nuestro pueblo no se pierdan y vayan siempre a mejor. 

¿Por qué merece la pena ser cofrade? 

Principalmente porque es una gran satisfacción ver el día de la procesión de tu Sagrado/a Titular, el trono preparado para la salida que es el objetivo primordial de las Hermandades y Cofradías y piensas que con tu aportación has contribuido a ese momento. 

¿Qué supone para la Cofradía el 150º aniversario? ¿Es uno de los acontecimientos más importante en la historia de la Hermandad? 

Indudablemente es un gran acontecimiento. Ciento cincuenta años de salidas procesionales son muchos años y podemos y tenemos que sentirnos agraciados de poder asistir a estas celebraciones y agradecer a las muchas personas que nos han precedido la herencia tan honrosa que nos han dejado. 

¿Cuál cree que ha sido la clave para llegar a estos 150 años de historia? 

La principal es sin duda el trabajo de las distintas generaciones que nos han dejado la ilusionante tarea de cada año el Jueves y Viernes Santo sean en Álora unos días especiales tan deseados por tanta personas. Tengo que recordar que celebramos los 150 años de la creación como Hermandad de procesión, porque como sabemos la Hermandad se remonta más allá de estos ciento cincuenta años.

¿Cuáles son los hechos más destacados en este tiempo?  

Es difícil contestar a esta pregunta. Me figuro que en cada época habrá habido hechos y momentos destacados. Por recordar  y destacar algunos sería la primera salida procesional de nuestra imagen. La celebración de la primera “Despedía”. La salida valiente de La Soledad en tiempos de la Guerra Civil. Y más recientemente, teniendo en cuenta mi participación como Hermano Mayor, la primera salida como tal. Y la Coronación Canónica de la Virgen de los Dolores que recordamos con agrado. 

¿Cómo le gustaría ser recordado en la historia de la Cofradía? 

Me gustaría que me recordaran como un trabajador incansable y constante por conseguir los mayores éxitos para la Cofradía. No soy el más indicado para definir mi labor como Hermano Mayor. Tuve la suerte de rodearme de un grupo joven y entusiasta que luchábamos todos con la misma ilusión para conseguir lo mejor para la Hermandad y más suerte todavía con tener al lado a una persona que, unos días más y otros menos ha sabido estar a mi lado, sobre todo en los momentos difíciles que ha habido bastantes. Como supondrán ustedes se trata de mi esposa. 

Alguna cosa que quiera agregar para despedirse. 

Después de tan largas contestaciones a este interesante y bonito cuestionario poco me queda que decir, aunque historias quedan gran cantidad todavía por recordar, pero vuelvo a insistir en mi llamada de atención a la juventud. A esta juventud que afortunadamente tiene un largo camino todavía por recorrer, ojala al frente del destino de nuestra Hermandad a la que tanto queremos y tanto hemos luchado por su continuidad. Espero que no  defrauden a todos los que hemos luchado para que la Hermandad pueda celebrar este 150 aniversario y que se puedan celebrar muchos aniversarios. Gracias por vuestra iniciativa.

 

0
0
0
s2smodern

Buscador

Himno Dolores

Twitter

Facebook

Casa Hermandad

cuota

picasion.com 5bae1265d79fb8ca11e4f4378329585b

hermano

Próximos Eventos

Jun
3

03.06.2018

Sep
8

08.09.2018

Oct
12

12.10.2018

Videos y más...

Contador de Visitas

Hoy 5

Ayer 24

Esta semana 97

Este mes 493

Total 19169