Entrevista realizada por Antonio J. Trujillo Sánchez.

jose diaz borrego entrevista¿Por qué es de la Virgen de los Dolores?

Hay ciertas cosas a las que las personas nos vamos arrimando durante nuestra vida. A veces lo hacemos por proximidad, por el entorno en que nos desenvolvemos o, simplemente,  porque nos gustan.

Hay otras que parecen congénitas, y esta puede ser  una de ellas. 

¿Cuántos años lleva inscrito en la Hermandad?

La verdad, no lo sé. Hoy en día, en cuanto nace el niño, los padres lo están apuntando a su cofradía. Antes, comenzábamos por vestirnos de nazareno, para lo que tenías que pagar y luego devolver la túnica, ¿íbamos a pagar encima una cuota?

La verdad es que yo siempre he estado un poco enchufadillo a la hora de recibir mi túnica cada año. También es cierto que cuando terminaba la Semana Santa, mi abuela, o en su caso mi madre, se empleaban en ella y la dejaban impecable para su devolución. No todas volvían, o lo hacían  en el mismo estado que la mía. Después de este razonamiento puedo presumir de haber estado siempre inscrito en la cofradía, ya sea como hermano o en la lista de nazarenos.

¿Cuáles son los primeros recuerdos de la Hermandad?

Los recuerdos de cuando era niño, lógicamente. Creo que hay una imagen que no la hemos olvidado muchos y era cuando llegabas al panteón y la puerta de hierro estaba cerrada. Había gente dentro pero tú no tenías derecho a hacerlo y, como para colmo, el trono estaba mirando hacía la Iglesia, ni veías la cara de la Virgen.

Nos tirábamos el día allí viendo el manto tapado con un plástico por si llovía, hasta que llegaba un conocido y nos dejaba entrar un poquito. También recuerdo cuando en la Soledad íbamos llegando a la Iglesia y guardábamos  en la tela del capirote el trozo de vela,  que  habíamos procurado que llegara poco gastado,  para después utilizarlo en nuestras procesiones particulares. No siempre podíamos conseguirlo porque había encargados en registrarnos y darnos el mal rato de dejarnos sin la vela. Subíamos todo molestos y pensando que te la quitaban para utilizarlos en sus casas  cuando había tormentas.

El tiempo de espera para vestirte de nazareno era insoportable así que,  cuando no podías más, te vestías con el sol haciendo chiribita y a corretear las calles con tu túnica.

Aparte de estas cosillas, lo que creo que recuerdo mejor, es esa visión  que tienen los niños sobre la Virgen ó cualquier imagen religiosa. Hay una serie de años en los que el niño no ve la imagen en sí, sino algo sobrenatural que le hace pensar que es la misma Virgen.

A mí de chico no me gustaba la procesión del Corpus porque no llevaba tronos con imágenes. Así que me distraía más hacer porras con los juncos que tiraban por las calles para el paso de la procesión.

¿Recuerda la primera vez que se vistió de Nazareno? 

Con pocos años, porque alguno de mis hermanos me llevaba a la fila un plátano para que aguantara hasta el final de la procesión (todavía no comía bocadillos).

Para la Soledad, como la procesión era más corta y ya ibas cenado, te daban una taza de arroz  con leche antes de salir de casa. Así estaba uno alimentado para llegar hasta la Iglesia y para correr como un galgo si conseguías camuflar la vela. 

¿Cuándo tuvo sus primeros contactos con la Junta de Gobierno? ¿Qué cargos ha desempeñado? 

Formaba parte de un grupo de jóvenes de todos  conocidos que estábamos siempre pegados a la cofradía. Como consecuencia de que no hubo procesiones un año, me refiero al Jueves Santo ya que sí lo hizo la Soledad, se convocó  una reunión para ver que se podía hacer en lo sucesivo. 

Nos invitaron a dicha reunión con la idea de que, en un futuro, estuviéramos preparados para hacernos cargos de la Cofradía. A tal fin nos dieron la llave del almacén para que fuéramos tomando contacto al tiempo que lo adecentáramos. 

Nosotros,  con la llave cogimos el mando en lo que antes llamaban un golpe de estado y nos lanzamos a reunir dinero y todo preparativo para sacar a la Virgen en procesión. Lógicamente casi nadie se fiaba de gente tan joven, pero mientras se lo pensaban o no, ya estábamos montando tronos y gestionando música para sacar al año siguiente, no solo a la Virgen sino, además, a San Juan. 

Éramos los directivos de la cofradía y no ostentábamos ningún cargo en ella. De una u otra forma  he desempeñado todos los cargos.

 

¿Porqué se decidió a presentarse a Hermano/a Mayor? ¿Quién le empujó o ayudó para tomar esta decisión? 

Como he comentado en el apartado anterior, éramos un grupo de jóvenes que trabajamos unidos como una piña sin ostentar ningún cargo durante un tiempo; pero las circunstancias exigían, al menos, que uno de nosotros fuera el Hermano Mayor.

Puestos a elegir uno, ya que Diego Consiglieri estaba haciendo la Mili y no podía ponernos impedimento, lo nombramos a él, y así estuvimos mucho tiempo. Así funcionamos hasta los nuevos estatutos de la Cofradía que exigían una renovación de cargos y me tocó a mí ejercer de Hermano Mayor.

He dicho me tocó pero no me refiero a un sorteo, sino que nos reunimos varias veces y se pensó que yo podía ser el indicado. La segunda vez que salí elegido, a los cuatro años, pensando en que hubieran otros cofrades interesados en presentarse  me propuse no hacerlo si había otra candidatura.

Parece que no había muchos interesados, o que me daban su aprobación no presentándose. Dadas las causas expuestas, yo nunca me presenté para el cargo. 

¿Qué es o qué debe hacer un Hermano/a Mayor? ¿Cuál es su función?

Un hermano mayor debe ser alguien a quien, cuando termine su mandato, la gente lo aprecie más que antes de serlo. El Hermano Mayor de una cofradía tiene que adaptarse al momento en que le toca ejercer.  Ahora, la vida de las cofradías se desenvuelve en ámbitos muy amplios.

Hubo una época en que  había un hermano mayor que era el que tenía las atribuciones de decidir lo que había que hacer en cada momento, con un grupo de cofrades que cumplían funciones específicas.  (El año comentado que no salió la Virgen el Jueves Santo, fue una decisión tomada entre los hermanos mayores de Jesús y Dolores). Este comentario no lo hago en sentido crítico, lo comento para diferenciar lo que era y lo que debe ser. No quiere decir que lo hicieran mal, sino que era así como se hacía.

Situado en el tiempo que vivimos podemos decir que un hermano mayor hoy, tiene una misión cristiana que cumplir y procurar que los otros cofrades también le sigan. Tiene una función pública muy importante por el auge que han tomado las cofradías en el ámbito social, función que está expuesta a toda clase de críticas y con todos los medios de publicidad que se disponen.

En un aspecto más íntimo, tiene una junta de gobierno con una responsabilidad máxima a la que tiene que saber dirigir y guiar poniendo en ello todo lo que haga falta. En un aspecto cofrade más amplio,  un gran número de cofrades a los que no siempre es fácil contentar pero que hay que cuidar como oro en paño.

Y por encima de todo sus Sagrados Titulares (en nuestro caso la Virgen de los Dolores y Soledad) que debe ser la máxima prioridad, no sólo para el hermano mayor, sino para cualquier cofrade que se precie. La veneración, el culto, el cuido y el amor a Ella; debe ser la máxima de la cofradía. De ello va a depender mucho de los puntos antes relacionados.

¿Qué opina y qué destacaría de la actual Junta de Gobierno? ¿Cuál es el principal objetivo que tiene la Junta de Gobierno?

Cuando recibí este cuestionario, yo estaba muy atareado con la celebración del 150 Aniversario y no vi oportuno contestarlo y cuando lo hago, resulta que ya ha cambiado la Junta de Gobierno. Como se ve que existe una junta casi de continuidad, al menos en los cargos más relevantes, podemos esperar para opinar porque ahora es cuando debe llegar lo bueno de  ella.

El objetivo principal de la Junta de Gobierno ha quedado, en parte, relacionado en el apartado del hermano mayor;  además de ir tomando buena  nota, cada uno de sus componentes, porque un día le puede tocar a él desempeñar el cargo más importante de una cofradía. 

¿Cuál es el momento más especial que ha vivido como Hermano/a Mayor?

Cuando yo llegué al cargo, era la época antes dicha en que había que hacer un profundo cambio en las normas y costumbres de las cofradías. La nuestra, como todas, también precisaba de ése cambio. El Obispado exigía nuevos estatutos que había que hacer y cumplir. Por ese motivo y el de modernizar, me tocó hacer un gran cambio. Había que hacer una importante captación de hermanos, que aunque los había, no figuraban en los libros. Había que atraer a la juventud que, por aquellos tiempos, empezaba a incorporarse de una forma más activa a las cofradías. Constituirse en Asociación Religiosa y llevar toda clase de libros y papeleo.

Ya puestos, procurar cada año estrenar algo para así tener contentos a todos y recibir la máxima colaboración de los hermanos. El manto de salida de la Virgen necesitaba acabarlo de bordar. Queríamos un nuevo Guión, nueva Cruz de Guía, nuevas túnicas, publicar la revista y que se más, además de procesionar a la Virgen bajo palio.

Ahora es cuando respondo a la pregunta. Cada vez que veía un proyecto conseguido era un gran momento, aunque puede que la salida bajo palio fuera el mejor de ellos.

¿Y como cofrade?

Una vez que terminé mi paso por la cofradía como hermano mayor, mi deseo era el pasar a ser un cofrade de base y estar a disposición de la cofradía como cualquier hermano.

Ahora lo soy, y como tal, creo que mi mejor momento es el haber organizado la celebración del 150 Aniversario de la fundación como culto y procesión.

¿Quién es su “espejo” en la Cofradía? ¿De quién ha aprendido más?

He aprendido mucho de muchos cofrades (no sólo de los que tienen experiencia). Cualquiera te puede enseñar. No olvidemos que una cofradía es hermandad, y es religión;  y a veces quien no sabe ni que es un arbotante, te puede dar una lección magistral en lo espiritual.

Ahora estoy en un proceso de aprendizaje con cofradías de fuera de Álora. Me gusta mucho ver otras procesiones, conocer a sus cofrades y comprobar su forma de llevar las cofradías. 

¿Con qué momento se queda de la Semana Santa?

Siempre me ha gustado el momento en que La Virgen bajo palio sale del umbral de la Iglesia y pasa a hombros de sus cofrades. Veo en ese acto, la entrega por parte de la hermandad al pueblo del tesoro que ha custodiado durante el año para que, esa noche extraordinaria, nos bendiga a cada uno de sus hijos. 

¿Cómo ve el futuro de las Cofradías en Álora?

Por ahora lo veo bien, pero hay que andarse con siete ojos porque, al igual que la lluvia, tiene sus ciclos. 

¿Por qué merece la pena ser cofrade?

El cofrade que lea esto sabe muy bien por qué merece la pena.

El que no lo sea, que pruebe y vera como lo comprende.          

¿Qué supone para la Cofradía el 150º aniversario? ¿Es uno de los acontecimientos más importante en la historia de la Hermandad?

El 150 Aniversario de la Hermandad como Cofradía de Culto y Procesión, supone un acontecimiento importantísimo para el presente y un importante reto para el futuro de la Hermandad.

Supone un reconocimiento explícito a todos los cofrades que desde tiempo inmemorial han mantenido la Hermandad viva hasta ahora. Digo tiempo inmemorial porque, aunque celebramos 150 años, podemos hablar de siglos de existencia.

Puede que nunca sepamos la fecha exacta, así que tendremos que seguir toda la vida hablando de –culto y procesión-.

Podíamos haber utilizado otra fecha para celebrar, como el año 1805, en que hay constancia escrita de su existencia, pero ya estaba constituida con el carácter de culto y no sabemos cuanto tiempo atrás. Así que igual que se celebró el centenario en el 1959, este año celebramos el 150 y de ello si tenemos documentación.

Continúo una vez hecha esta aclaración que nunca está de más. Decía importantísimo acontecimiento para el presente, por habernos tocado vivirlo y disfrutarlo a los cofrades y al pueblo en general. A la cofradía la ha beneficiado grandemente y a Álora otro tanto. No en vano se han unido la religiosidad y la cultura para, juntas, desarrollar un evento que va a pasar a la historia.

Vivir el acontecimiento ha sido extraordinario, instructivo, emotivo y no se cuantas cosas más. Ha contado con una proyección exterior inimaginable porque nos ha relacionado con las más renombradas cofradías de Andalucía. Intervenido en toda clase de publicaciones, emisoras de radio y páginas Web de cofradías y distintos medios de comunicación. Se ha incrementado el patrimonio cultural y artístico de la Hermandad. El aspecto cultural ha sido cubierto con conferencias y conciertos musicales, visitas a museos etc.

Se ha publicado el libro de la historia de la Cofradía, además de carteles y toda clase de folletos. El artístico con obras de gran valor tanto para la Virgen como para la cofradía. En lo religioso, además de las solemnes liturgias y procesión extraordinaria, hemos recuperado el rosario de la aurora, montado belenes y cruces de mayo, besamanos, actos en las sedes canónicas de cofradías las provincias de Sevilla, Granada, Málaga y peregrinaciones a Guadalupe, Virgen de la Cabeza de Andujar y Cruz de Caravaca.

Esto ha hecho que nuestra hermandad haya estado durante dos años en un continuo quehacer rompiendo la monotonía de la vida normal de una cofradía.

Decía de un reto para el futuro porque, de una u otra forma, esta fecha marca un antes y un después y nos obliga a preparar el futuro pensado que dentro de 50 años otra generación tendrá que celebrar el 200 Aniversario.

Debemos aprovechar todo lo vivido porque, además, ha sido un ejemplo de trabajo de una comisión en la que hemos convivido cofrades de otras juntas de gobierno con los de la actual, en la que cada uno ha puesto lo mejor para que todo saliera perfectamente.

¿Cuál cree que ha sido la clave para llegar a estos 150 años de historia?

La clave para llegar a este momento de la cofradía se debe, sin ningún lugar a dudas, al amor profesado por cada uno a nuestra Virgen de los Dolores.

Siempre habrá problemas de entendimiento entre cofrades o en la forma de trabajar cada junta de gobierno, aunque todos lo hagan con la mejor intención, pero esto hay que apartarlo a un lado. También habrá buenos y malos tiempos en las cofradías, pero siempre hay que mirar hacia adelante.

Ella (La Virgen)  siempre ha estado por encima de todo y así tendrá que seguir siendo para que en los siglos venideros siga su buena marcha la cofradía. 

¿Cuáles son los hechos más destacados en este tiempo?

Los hechos más destacados, sin desmerecer los anteriores, pienso que son los de los últimos tiempos.

Ahora hay más posibilidades para hacer cosas, más medios, más organización, y las cofradías se desenvuelven en un entorno mucho más amplio que antes.

Solo tenemos que recordar la Coronación Canónica de la Virgen en la que hubo un despliegue extraordinario de actividades ó el reciente 150 Aniversario que lleva ya dos años de celebraciones ininterrumpidas. En estos momentos, al tiempo que contesto a esta entrevista, estoy en los preparativos de la peregrinación a la Santa Cruz de Caravaca, a la que nos aproximamos a las ochenta personas.

Su organización conlleva la puesta en marcha de autobuses, hoteles, restaurante, visitas a museos, contactos con los sacerdotes del  Santuario para preparar la Eucaristía y un sinfín de cosas que en otros tiempos no se podía hacer porque no se disponía de los medios que tenemos ahora. 

¿Cómo le gustaría ser recordado en la historia de la Cofradía?

Tengo  algunos ejemplos que podía utilizar para contesta a esta pregunta, pero me voy a limitar al más reciente: Tenía que recoger un objeto en un comercio de Álora y, cuando me dirigía allí recordé que no había dejado mi nombre, aunque como me conocían, no iba a tener más problemas. Una vez de vuelta, la curiosidad me hizo leer el sobre que me entregaron.

Ponía: Pepe Díaz (Virgen de los Dolores).

¿Qué más puedo pedir? 

Alguna cosa que quiera agregar para despedirse.

Hemos estado celebrando durante dos años el aniversario de la Cofradía y me han quedado, referentes al mismo, ciertas sensaciones que creo necesario exponer:

Si se ha peregrinado en tres ocasiones, ha sido llevando a cada uno de los destinos, como ofrenda, una medalla de la Cofradía. En la medalla va el nombre y la figura de Ella.

Si se han organizado conferencias, antes de nada se ha llevado al conferenciante a visitarla a Ella.

Se ha entregado una bandera a la escuela de Verdiales con el escudo de la cofradía y la fotografía de Ella.

Se han realizado actos con importantísimas Hermandades de otras provincias para llevar a todas partes el nombre de Ella.

Podía seguir relacionando hasta completar un importante número de actividades, las cuales hemos realizado con el único propósito de hacer llegar a todas partes su nombre y su grandeza.

Así hemos entendido que había que celebrar este acontecimiento y así hemos procurado desarrollarlo. Cuando recordamos la estancia de la Virgen en la Veracruz, o el Rosario de la Aurora, o la Procesión Extraordinaria,  lo hacemos con alegría por los resultados y con el convencimiento de que todo ha salido bien porque siempre hemos llevado a nuestra Virgen de los Dolores como única referencia. Esa es la reflexión general de todo lo publicado como consecuencia de esta entrevista (de la que pido disculpas porque creo me he extendido bastante). Que tanto al momento de recibir un rosario de plata de parte de la Sra. Duquesa de Alba, de publicar un libro de la Hermandad o de vender vino o montar chiringuito para cubrir gastos;  siempre hay que hacerlo con un único fin.

Ese fin está en el Altar que hay a la derecha del Altar mayor de nuestra Iglesia Parroquial.

 

0
0
0
s2smodern

Buscador

Himno Dolores

Twitter

Facebook

Casa Hermandad

cuota

picasion.com 5bae1265d79fb8ca11e4f4378329585b

hermano

Próximos Eventos

Feb
14

14.02.2018

Feb
28

28.02.2018

Mar
16

16.03.2018

Mar
23

23.03.2018

Mar
25

25.03.2018

Videos y más...

Contador de Visitas

Hoy 14

Ayer 17

Esta semana 126

Este mes 363

Total 15614