La Real Sacramental e Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos de María Santísima de los Dolores Coronada y Soledad fue fundada, como cofradía de Semana Santa, en el año 1859, por iniciativa de los señores D. Miguel Hidalgo González-Torremocha y D. Antonio Rivero López Peña, que decidieron rendir culto a una imagen que estaba en la nave derecha de la Parroquia. Aunque en el siglo XVII, gracias al inminente aumento de la religiosidad, parece nacer una cofradía de culto a La Virgen de los Dolores. La Dolorosa presidía el altar, altar donde en 1699 se colocó el Santísimo Sacramento cuando finalizaron las obras de la Parroquia de la Encarnación. Por esto es por lo que el Obispado de Málaga concedió el título de Sacramental a la Cofradía en 1996.

Tras la Guerra Civil, las Cofradías de Jesús y Dolores se unieron en una misma Hermandad, creando así en 1943 una alianza que servirá de sistema de lanzamiento para el resto de Cofradías perotas. Esta agrupación se rompe en 1950, dando paso a una etapa nueva. Durante estos años y los últimos del siglo pasado, San Juan fue titular de la Cofradía de la Virgen de los Dolores, de la que se desvincula totalmente en los años setenta, cuando se crea la Cofradía de San Juan. A la fundación de la Cofradía y para esplendor en su salida procesional, le fue adquirido un manto de terciopelo negro, adquirido en Lyón, bordado en oro por las monjas del Convento de Santa Paula de Granada, y que se destruyó el día 8 de Septiembre de 1.887 a consecuencia de la caída de un rayo en la casa número 39 de la calle La Parra, donde se guardaba, en el transcurso de una tormenta que cayó sobre Álora esa fecha. Enterada, a través del Excmo. Sr. Marqués de Sotomayor, la Reina Regente de España Doña María Cristina, de esta gran desgracia para la Cofradía, mandó que le enviasen los restos del manto y al tiempo lo devolvió, completamente restaurado, con una inscripción que decía lo siguiente: "Este manto se restauró en el taller de San José de Madrid el año de 1.890, bajo la dirección de Doña Manuela Gómez. La Ilustre Señora que contribuyó a ello, ruega recen cuando lo vean, un Ave María por el Rey Alfonso XIII".

En los años de la posguerra y ante la destrucción completa de este manto, se tuvo que recurrir a adquirir otro completamente negro, al que se le añadían flores naturales e incluso de papel, primorosamente fabricadas por hermanos de la cofradía, hasta que se pudo incluir poco a poco el bordado que en sucesivas etapas se han ido añadiendo, culminando en el año 1.992 su terminación por el prestigioso bordador malagueño Don Juan Rosén y que podemos admirar ya completamente terminado en los desfiles procesionales de nuestra Virgen de los Dolores, en la noche del Jueves y la mañana del Viernes Santo.

En 1890 la Cofradía adquiere el título de Real, fecha en la que donó la casa Real el antiguo manto de la Virgen de los Dolores. El trono actual, fue procesionado por primera vez en la Semana Santa del año 1976, adquirido en los Talleres Angulo de Lucena (Córdoba), añadiéndosele con posterioridad en el año 1996 el palio con el que actualmente se realiza la salida procesional del Jueves Santo y que en sucesivas etapas se ha ido procediendo a su bordado. En el año 1981 se vio con satisfacción otra vieja aspiración de la Cofradía, la de contar en la mañana del Viernes Santo con la participación de las fuerzas legionarias acompañando a la Virgen en la ceremonia de La Despedía. Desde ese año ininterrumpidamente la Legión nos honra con su presencia en la mañana del Viernes Santo.

En 1984 el Obispado aprobó la reforma y actualización de nuestros Estatutos, por los que en la actualidad la Cofradía está plenamente integrada con el acatamiento de las normas de la Iglesia. En 1993 se bendijo y procesionó un nuevo Guión, insignia de la Hermandad, de terciopelo negro bordado en oro, por D. Juan Rosén y en 1.994 se adquirió una Cruz Guía, construida en los Talleres Angulo de Fuengirola, así como dos nuevos faroles, de alpaca plateada que poco a poco van enriqueciendo el patrimonio de la Hermandad. En 1996, por primera vez en Álora, salía un paso de palio a la calle. Esta era una de las mayores ambiciones de la Cofradía. En 1998 y también bordada por D. Juan Rosén, se procesionó por primera vez una saya de tisú de plata bordada en oro que es la que luce la Santísima Virgen en su recorrido.

Pero la culminación de todos estos acontecimientos y logros se quedan cortos, cuando el 16 de Noviembre del año 2000 se le concede a la Santísima Virgen el Decreto de la Coronación Canónica por parte de la Santa Sede, que fue realidad el día 25 de Noviembre de 2000, día que queda grabado como uno de los mas importantes en la historia de la Cofradía. También el Ilustrísimo Ayuntamiento de Álora decide rendir culto a María Santísima de los Dolores y le concede la Medalla de Oro de la Ciudad de Álora. Ese mismo día y a petición de nuestra Cofradía, el pueblo de Álora entrega las llaves de la Ciudad a la Legión, como gesto de gratitud hacia este Cuerpo que tanto contribuye al esplendor de la Semana Santa perota.

Texto origen: Juan G. Ruiz García

Historia.

Esta Corporación nazarena se establece como Cofradía a mediados del siglo XVI cuando se fusiona con la ya existente del Santísimo Sacramento, según los protocolos de aquella época, cuando actuaban los escribanos Don Cristóbal López Chamizo (1558 ) Don Juan de Cereceda ( 1567 ) y otros, como lo comprueban los Testamentos dejando mandas a favor de dicha Cofradía. El 16 de Junio de 1805 fallece el notario Don Juan Navarro Espinosa, disponiendo que fuese acompañado en su entierro por la Cofradía de la Virgen de los Dolores. De lo cual se deduce que a pesar del tiempo transcurrido desde 1558, en esa época-principios del siglo XIX- seguía constituida como Hermandad de Culto.

La imagen de María Santísima de los Dolores, titular de la Hermandad, es una talla del siglo XVII, de autor anónimo, que fue restaurada en el año 1.948 por el escultor de la escuela granadina, nacido en Álora, Don José Navas Parejo que realizó un gran trabajo para dejarnos una bellísima dolorosa que hoy procesionamos y que contribuye al esplendor de nuestra Semana Santa, que cada año es más conocida en especial en la mañana del Viernes Santo con la celebración de la tradicional ceremonia de la “Despedía”.

La fundación de la Cofradía se remonta al siglo XIX, concretamente al año 1.858, por iniciativa de los señores D. Miguel Hidalgo González-Torremocha y Don Antonio Rivero López Peña, que decidieron rendir culto a una imagen que estaba en la nave derecha de la Parroquia. En los primeros años y para mayor esplendor en su salida procesional, se adquirió un manto de terciopelo negro comprado en Lyón (Francia ) y que fue bordado en oro por las monjas del Convento de Santa Paula en Granada y cuyo coste total ascendió a la cantidad de diez mil pesetas y que casi quedó destruido por los efectos de un rayo que cayó en la casa número 39 de la calle Sotomayor donde se guardaba, en el transcurso de un fuerte tormenta que se desencadenó sobre Álora el día 8 de Septiembre de 1.887, festividad de la Patrona, mientras se celebraba la función religiosa en honor de la Virgen de Flores. Enterada, a través del Excmo. Sr. Marqués de Sotomayor, la Reina Regente de España Doña María Cristina, de esta gran desgracia para la Cofradía, mandó que le enviasen los restos del manto y al tiempo lo devolvió, completamente restaurado, con una inscripción que decía lo siguiente: Este manto se restauró en el taller de San José de Madrid el año de 1.890, bajo la dirección de Doña Manuela Gómez. La Ilustre Señora que contribuyó a ello, ruega recen cuando lo vean, un Ave María por el Rey Alfonso XIII.

En los años de la posguerra y ante la destrucción completa de este manto, se tuvo que recurrir a adquirir otro completamente negro, al que se le añadían flores naturales e incluso de papel, primorosamente fabricadas por hermanos de la cofradía, hasta que se pudo incluir poco a poco el bordado, que empezó a realizarse en los años 56-57 empezando por el escudo de Álora y los primeros bordados. Pero en el año 1.976 con la adquisición del nuevo trono y ser de mayor dimensión, hubo que trasladar lo ya bordado a un nuevo terciopelo, que en sucesivas etapas se han ido añadiendo, culminando en el año 1.992 su terminación por el prestigioso bordador malagueño Don Juan Rosén y que podemos admirar ya completamente terminado en los desfiles procesionales de nuestra Virgen de los Dolores, en la noche del Jueves y la mañana del Viernes Santo. Esta Cofradía ostenta el Título de Real desde el año 1888, por Real Decreto de la Reina Regente Doña María Cristina.

El 22 de Abril de 1993 le es concedida por el Obispado el Título de Sacramental.

Las túnicas son negras con capirote blanco. El escudo de la Cofradía está compuesto por el corazón atravesado por un puñal, el Avemaría y la Corona Real.

El trono actual, de alpaca plateada, fue procesionado por primera vez en la Semana Santa del año 1.976, adquirido en los Talleres Angulo de Lucena (Córdoba ), añadiéndosele con posterioridad en el año 1.996 el palio con el que actualmente se realiza la salida procesional del Jueves Santo y que en sucesivas etapas se va procediendo a su bordado, esperando que para la próxima Semana Santa del año 2004 veamos satisfecha esta vieja ilusión de las sucesivas Juntas de Gobierno de ver a nuestra Madre de los Dolores bajo palio, completamente terminado, ya que solamente falta el bordado del techo para finalizar la obra más interesante y bella del trono de nuestra Virgen. El trono es portado con muchísima ilusión por alrededor de cincuenta portadores , pertenecientes a la Hermandad que incansablemente mecen el trono de la Santísima Virgen en la noche del Jueves Santo a los acordes de la marcha “Dolores” compuesta por el maestro Don José Aguilar y en la mañana del Viernes con los sones legionarios del Novio de la Muerte.

En el año 1.981 se vio con satisfacción otra vieja aspiración de la Cofradía. La de contar en la mañana del Viernes Santo con la participación de las fuerzas legionarias acompañando a la Virgen en la ceremonia de La Despedía. Desde ese año ininterrumpidamente la Legión nos honra con su presencia en la mañana del Viernes Santo.

En 1.984 el Obispado aprobó la reforma y actualización de nuestros Estatutos, por los que en la actualidad la Cofradía está plenamente integrada con el acatamiento de las normas de la Iglesia.

En 1.993 se bendijo y procesionó un nuevo Guión, insignia de la Hermandad, de terciopelo negro bordado en oro, por Juan Rosén y en 1.994 se adquirió una Cruz Guía, construída en los Talleres Angulo de Fuengirola, así como dos nuevos faroles, de alpaca plateada que poco a poco van enriqueciendo el patrimonio de la Hermandad.

En 1.998 y también bordada por Juan Rosén, se procesionó por primera vez una saya de tisú de plata bordada en oro que es la que luce la Santísima Virgen en su recorrido. Además de ésta que es la que anualmente se procesiona, la Cofradía dispone de un gran número de sayas de diferentes épocas, destacando sobremanera por su antigüedad una del siglo XIX de seda negra, bordada en oro.

Como novedades más importantes para esta Semana Santa de 2005, tenemos un nuevo Estandarte negro bordado en oro en los talleres de Juan Rosén y pintura central de José Palma Santander. Cuatro ánforas para el trono, adquiridas en los Talleres Angulo de Fuengirola, así como la limpieza y nuevo plateado de los arbotantes realizado en los referidos talleres.

Pero la culminación de todos estos acontecimientos y logros se quedan cortos, cuando el 16 de Noviembre del año 2.000 se le concede a la Santísima Virgen el Decreto de la Coronación Canónica por parte de la Santa Sede, que fue realidad el día 25 de Noviembre de 2.000, día que queda grabado como uno de los más importantes en la historia de la Cofradía. Ese mismo día y a petición de nuestra Cofradía, el pueblo de Álora representado por su Alcalde, le entregó las llaves de la Ciudad a la Legión, como gesto de gratitud hacia este Cuerpo que tanto contribuye al esplendor de nuestra Semana Santa.

Disposición del Obispado de Málaga con motivo de la Coronación Canónica de la Virgen de los Dolores:

DISPONEMOS: que la Sagrada Imagen de María Santísima de los Dolores y Soledad que se venera en el pueblo de Álora, sea coronada canónicamente para mayor gloria de Dios Uno y Trino, de la Santísima Virgen María, Madre de Dios y Misericordia, para bien de la Santa Iglesia y de todo el pueblo de Dios”. Dado en Málaga a seis de Noviembre del año dos mil. Año Jubilar.

La cofradía tiene como Hermanos Mayores Honorarios y Perpetuos a:

SS.MM. Los Reyes de España Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Excmo. Sr. Don Juan Nieulant Rivera Villanueva. Marqués de Sotomayor.

Excmo. Sr. Don Ponciano Fernández Fernández, General del Ejército.

Don Francisco Zamudio Márquez.

Don Miguel Mamely de la Plana.

Don Diego Consiglieri Mamely

Camareras Mayores Honorarias y Perpetuas:

Doña Carlota de Erro. Marquesa de Sotomayor.

Doña Laura Aguirre Hilla.”La Señorita Laura”.

Albacea Mayor Honorario y Perpetuo:

Don Francisco Pérez López. “Paco el de La Balita”.

Los Hermanos Mayores más recientes, desde la posguerra al día de hoy son los siguientes:

D. Joaquín Guerrero

Dña. Ana Molina Cabrera

D. Diego Trujillo Mamely

D. José Díaz Borrego

D. Diego Consiglieri Mamely

D. Juan Pérez Márquez

D. J. Luís Guidú Gallego

D. José Pérez García

D. José Oropesa López

Cuenta la Cofradía con un importante número de hermanos (alrededor de 800), que con entusiasmo colaboran, preparan y participan en todos los actos programados, en especial en Semana Santa, iniciándose el Viernes de Dolores con la procesión dentro de la Parroquia, para el traslado de la Virgen de los Dolores desde su altar al trono procesional, para continuar con las procesiones del Jueves Santo y del Viernes Santo para la ceremonia de “La Despedía” por la que Álora y su Semana Santa son más conocidas, y el Viernes por la noche, la impresionante manifestación de seriedad y devoción en La Soledad.

En la Semana Santa del año 2003, se vio hecho realidad otra vieja aspiración de las últimas Juntas de Gobierno, como ha sido la de contar con una Banda de Cornetas y Tambores propia.

Y como queda dicho anteriormente en esta Semana Santa de 2004, el palio está totalmente terminado, culminando así la tarea más importante acometidas por la Cofradía.

Entrega de las llaves de Álora a la Legión. Del discurso de nuestro señor Alcalde Don Salvador García Cobos: “Se trata de un acto que tiene un simbolismo claro y evidente: damos las llaves de nuestra casa sólo a aquellos que sentimos amigos íntimos, en un gesto que demuestra absoluta confianza y que reservamos únicamente para los más cercanos”.

Del discurso del Iltmo. Sr. Coronel Jefe del Tercio Alejandro Farnesio IV de La Legión al aceptar las llaves de Álora: “Se quiere lo que se conoce y Álora quiere a la Legión y es correspondida. Gracias por todo Álora, gracias pueblo de Álora, desde nuestro corazón de Legión”.

Palabras pronunciadas por el Excmo. Sr. Don Ponciano Fernández Fernández, ex general Subinspector de La Legión en una de sus numerosas visitas en Semana Santa:” Vi respeto, veneración y fe en aquella adoración a su Virgen de Álora; también vi lágrimas, y mis ojos de viejo soldado, humedecidos, daban gracias al Creador por tanta grandeza, saliendo del fondo de mi alma aquellos gritos tres veces repetidos: ¡VIVA LA VIRGEN DE LOS DOLORES!

En el año 1.953 el Hermano Mayor de la Cofradía recibió el siguiente escrito del Ayuntamiento de Álora:” Con el objeto de evitar posibles desgracias personales y destrozos en las imágenes, debido al excesivo peso de los tronos, por esta Alcaldía se ha dispuesto prohibir el arrodillarse portando imágenes durante la Semana Santa. Sírvase firmar el duplicado de la presente notificación para la debida constancia. Dios guarde a Vd. Muchos años. Álora, 31 de Marzo de 1.953.- El Alcalde.

Naturalmente y por fortuna para el pueblo de Álora y su Semana Santa, como podemos comprobar, a este escrito nuestro Hermano Mayor hizo poco caso.

De la presentación del cartel de la Cofradía el año 1.997 por Don Antonio Hidalgo: “Miro hacia lo alto. Supongo que habrá estrellas junto a la luna nueva; pero no las veo. Tal vez se han apagado deslumbradas ante tanta hermosura. Además tampoco me preocupa si las hay, porque la luz sólo embellece a la belleza y la Belleza es Ella.

El día 26 de Febrero de 2.003 publica el diario SUR de Málaga que la “Despedía” ha sido declarada fiesta de interés turístico nacional, noticia que alegra enormemente a todos los cofrades de Álora y en especial a los pertenecientes a la Hermandades de Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Torres y a los de la Cofradía de María Santísima de los Dolores Coronada que son los que participan en este emocionante acto de la “Despedía”.

escudo hermandadEscudo de la Hermandad.

El signo que identifica a una Cofradía es su escudo que, en una corporación nazarena, constituye el símbolo de mayor carácter representativo. Es el sello de identidad en los escritos oficiales de la Hermandad y figura como clave de bóveda del programa iconográfico en su guión.

Al principio, la insignia o escudo de la Cofradía de Dolores fue sencillamente un corazón pero, no identificándose totalmente como un símbolo de la Hermandad existiendo en el pueblo otras Cofradías con un anagrama parecido, en 1991 en Cabildo se decidió sustituirlo creando otro nuevo. Este anagrama actual está realizado por un óvalo coronado en cuyo entorno va escrito: REAL, SACRAMENTAL E ILUSTRE HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES CORONADA. ÁLORA. Dentro del óvalo, la insignia de María representado por la A y la M, artísticamente dibujadas, y a su pie, un corazón traspasado por un puñal. Es la daga cuyo contenido teológico es extrapolada en el terreno artístico en recuerdo de las palabras pronunciadas por el anciano Simeón y cuyo origen iconográfico es del siglo XVII. Cuando nos referimos al corazón de Jesús, queremos manifestar que ese corazón traspasado por una lanza no sigue muerto como comprobó el centurión al atravesarle el costado sino que, en la economía divina de la salvación como expresaba Juan Pablo II, está vivo según hemos podido comprobar con la Resurrección. En María, con la figura de ese corazón, queremos representar el horno ardiente del amor que Ella alberga, cuyo fuego ilumina a los pobres y calienta a los que sufren.

Este anagrama lo llevan bordado sobres sus túnicas los portadores del trono de Dolores.

Documentación: Libro "150º Aniversario de Dolores Coronada y Soledad", por Felipe García Sánchez.

 

0
0
0
s2smodern

Buscador

Himno Dolores

Twitter

Facebook

Casa Hermandad

cuota

picasion.com 5bae1265d79fb8ca11e4f4378329585b

hermano

Próximos Eventos

Dic
17

17.12.2017 12:30 pm - 2:00 pm

Dic
25

25.12.2017

Dic
31

31.12.2017

Ene
1

01.01.2018

Ene
6

06.01.2018

Videos y más...

Contador de Visitas

Hoy 8

Ayer 28

Esta semana 36

Este mes 265

Total 14939